Agra y su espectacular Taj Mahal

Martes 23! A las 3pm pongo rumbo a Agra con el JP ALD EXPRESS, 6h de camino dónde he aprovechado para leer, dormir y escuchar música.

Es de noche y para mi sorpresa cuando salgo de la estación nadie me ataca con ofertas de hoteles, tuk tuk y excursiones.
Por 100rp me llevan al hotel Ray of Maya, dónde tengo el Taj Mahal a 5min caminando. 😀

Haciendo el Check-in me doy cuenta que los del hotel son unos cachondos y decido quedarme con ellos un rato, darnos unas risas y que me expliquen cuatro cosas de Agra. Me comentan que ver el Taj Mahal cuando sale el sol es algo mágico y que no debo perderme!

Decidido! A las 6am estaré en la puerta como un clavo.

Salgo a cenar algo rápido y vuelta al hotel, tiempo para tomar una ducha y hablar con la familia y amigos.

Les explico que lo estoy pasando genial y que todo va bien! Les digo que mañana visitaré el Taj Mahal y que estoy entre nervioso y emocionado. Tengo muchisimas ganas de verlo, de fotografiarlo…

Aún muy presente la sensación que tuve cuando ví por primera vez el Cristo Redentor en 2010, o la Torre Eiffiel en aquel viaje por trabajo cuando apenas tenía 24 años. Aún recuerdo cuando me baje en Trocadero y tomé la salida ‘Tour Eiffiel‘, alcé la vista a mi izquerda i ví la torre! 🙂

En cierto modo mis espectativas son altas, ya que espero sentir algo parecido. ¿Porque conformarse con menos? En 1983, fue reconocido por la Unesco como patrimonio de la humanidad y una de las siete maravillas del mundo.

Las 6:15, llego a la zona de tickets con la misma prisa como cuando llegas tarde al trabajo. Los guías y fotógrafos se te ofrecen, yo ni los escucho y les digo: «No thanks! Your business is with…» y les señalo unos Chinos que habían a lo lejos. 😀

Y por fin llega el ansiado momento! Quizás por timidez o porque no soy un virtuoso de la escritura, no sabría como escribir mis sensaciones. Pero os puedo decir que me ha parecido una auténtica pasada! Han sido casi 5h de fotos, paseos y más fotos.

IMG_4236-1.JPG

IMG_4310-1.JPG

Todo por Mumtaz Mahal

Mumtaz Mahal era la tercera esposa del emperador Sha Jahan, dándole catorce hijos, pero falleció en el último parto. Este hecho destrozó el corazón del emperador que quiso hacerle una gran ofrenda póstuma, dedicándole este monumento funerario y denominado como el mayor monumento al amor jamás construido.

Veintidós años de construcción dónde intervinieron unos veinte mil trabajadores y compuesto por las mayores riquezas del mundo: el mármol fino y blanco de sus paredes se trajo de las canteras de Jodhpur, jade y cristal de la China, turquesas del Tibet, ágata del Yemen, záfiros de Ceylán, coral de Arabia, cuarzo de los Himalayas, diamantes de Golconda y ámbar del océano Indico.

Mañana última parada en mi aventura por India! Varanasi y su río sagrado. 🙂 Aquí tengo pensado estar cuatro días y dónde espero conseguir un buen amiguete que me lleve arriba y abajo.

Enjoy! 😀

Xavier Briansó Written by:

This is the post author's bio

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *